30 may. 2011

CONTRARRESTAR LA TENDENCIA A LA PETRIFICACION MASIFICADA DE LA VIDA

Educación Artística y la Nueva Ley Orgánica de Educación en Venezuela
Prof. Aníbal Ortizpozo




Las experiencias artísticas cobran dimensión en
un mundo que crece aceleradamente y donde
la automatización y tecnificación nos conduce
a la cesantía eventual de la mente y de las manos. OP



Grandes oídos deben tener los dirigentes políticos de la Revolución Bolivariana para escuchar el clamor generalizado de la comunidad de representantes, maestros de preescolar y básica, profesores de enseñanza media, técnica, diversificada y docentes universitarios de arte, quienes murmuran acerca de la necesidad de talleres de mejoramiento profesional especializado, para así corregir la equivoca y dañina existencia que tiene la enseñanza artística (música, danza, teatro, plástica y literatura) en los distintos niveles de la educación general. Es muy grave poner al frente de la educación artística de nuestros niños a cualquier persona, sin una formación docente especializada, que proteja sus talentos.
Personalmente he acumulado una larga experiencia de 32 años en la docencia-artística en todos los niveles de la educación venezolana.(1) De allí, he sacado algunas conclusiones sobre los errores y carencias de la enseñanza artística en la educación general y profesional, que aún permanecen y que se pueden corregir con los reglamentos y disposiciones transitorias, que se establecerán para la Nueva Ley Orgánica de Educación recientemente aprobada.

1. Las artes y la educación general. No es primera vez que me refiero a ello: “Para aquellos que aún duden sobre el por qué las artes merecen figurar dentro de los programas de educación general, diremos que la actividad artística, nos permite realizar dos grandes fines que corrientemente están fuera del alcance de otras. Nos permite expresarnos y nos permite crear formas, ahora bien, toda expresión es una tentativa de comunicación y autoconocimiento. El arte con sus medios propios más sensibles, que inteligibles nos ofrece imágenes expresivas que son en sí verdaderos desafíos a la imaginación creadora del hombre y que ha llevado a éste a superar sus límites de autoconocimiento, espiritualizando al mundo sensible.
Es desde la infancia que se debe estimular las capacidades liberadoras y expresivas, que son justamente las que promueven la imaginación que se vierte en las artes, para contrarrestar la tendencia a la petrificación masificada de la vida.” (2)

2. Imaginación creadora y destreza manual indispensables en la formación de un científico. Nuestros países en vías de desarrollo se enfrentan a las necesarias y titánicas tareas de incrementar la formación de científicos, fortalecer tecnologías, aumentar las investigaciones y sus laboratorios, industrias y fábricas para la explotación de recursos naturales sin dañar el equilibrio ecológico, la vida y el planeta. ¿Cuándo y cómo comienza la relación de la ciencia con el arte, o mejor dicho, de la enseñanza artística con la imaginación creadora y las destrezas manuales que debe tener un futuro científico?
Lamentablemente, existen funcionarios encargados de la planificación de la educación de nuestros niños y jóvenes que están llenos de prejuicios en relación con las actividades artísticas, que deben estar presentes en los planes y programas. Hablan de la formación integral del hombre, pero no entienden que es desde la niñez, en el intento de apropiación del mundo físico y su representación en la expresión plástica, que el niño y el joven fortalecen su inteligencia sensible, a través de todos sus sentidos. Su capacidad de observación y por sobre todo, su imaginación creadora, son las que los propulsará como seres humanos a la innovación y el cambio. Especialmente en las artes plásticas adquirirá las destrezas manuales que sus profesiones futuras vinculadas a la ciencia les exigirán. A nuestro Alejandro Otero, le oí decir que en la actividad artístico-plástica aparecen experiencias que interactúan entre el creador y su realidad física: los colores, la luz, los cambios de la materia, los procesos de los elementos, las fuerzas o interacciones de los fenómenos ondulatorios, los movimientos telúricos, las leyes mecánicas y electromagnéticas, las organizaciones astronómicas, la termodinámica, la observación del microcosmos y el macrocosmos, donde la sola descripción de estos fenómenos y manifestaciones de la materia física, produce elementos integradores de la creación artística con el universo del cual forma parte. Y en su representación, observar cómo los elementos básicos de la química se combinan para producir otras formas de materia descubriendo conceptos de calidad, fluidez, solidez, densidad, mezcla etc. presentes tanto en la actividad científica, como en la creación artística de nuestros estudiantes. Podemos decir entonces: “la imaginación al poder” o mejor, “la imaginación creadora a la educación general”, porque como dijera Alberto Einstein, “La imaginación es la partera del conocimiento”.

3. Escuelas para Técnicos Medios en Artes Visuales. En la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas nunca se entendió su nuevo status, que tiene ya varios años, el de formadora de “técnicos medios en arte”. Se preguntaban… si un técnico medio era el que le llevaba un cafecito al artista o el que le barría su taller. Porque a pesar de una ley oficialmente establecida, el pensum seguía siendo artístico y los jóvenes que ingresaban, también lo hacían para ser artistas y no “técnico medio” en Artes Plásticas.(4)
Todo planificador debe saber que el pensum, los talleres y las materias son absolutamente distintos en una escuela formadora de artistas, que en una de Técnicos Medios en Arte. Para comprender, un ejemplo simple: el Taller de Dibujo I, del primer año, en una escuela de arte, tradicionalmente ha sido dibujar copias en yeso de esculturas y distintos objetos, a mano alzada sobre papel con carboncillo, algo así, como dibujo analítico. En una escuela técnica de arte, en dibujo, el participante de primer año deberá aprender a hacer papel, carboncillo, y fijativo, antes de ponerse a dibujar objetos.
Con la nueva Ley Orgánica de Educación y la ratificación como Escuela Técnica la Cristóbal Rojas (5) surgen viejos y nuevos desafíos para su reglamentación. A saber, ¿De dónde salen los técnicos-docentes necesarios que dominen la tecnología de los materiales para la creación artística, a fin que elaboren los contenidos del Pensum? Aquí no basta sólo la experiencia del artista porque éste también adquiere sus materiales importados, ya preparados ¿habrá que contratar especialistas en el exterior para establecer la transferencia de tecnología? ¿O mandar a algunos, a preparase fuera del país? ¿Cuántos laboratorios, talleres, maquinaras e instrumentos se necesitará para cada escuela técnica? ¿Dónde harán las pasantías los estudiantes? ¿Cuál es el campo laboral en Venezuela, dónde ejercerán los técnicos graduados? Todo esto habrá de ser creado con la responsabilidad interministerial de Ciencia Tecnología e Innovación y Educación, estrenando su reciente Ley Orgánica de Educación, de lo contrario, se repetirá el fraude a una juventud esperanzada.
De implementarse las Escuelas Técnicas como deben ser, estaríamos en presencia de un inmenso campo de producción industrial y artesanal endógeno de materiales para las artes plásticas y la educación: fabricación de papeles, bastidores, telas, imprimantes, pinturas para estudiantes y profesionales, fijativos, pinceles y brochas, barnices, pastas para el modelado, herramientas etc., que hoy tienen un altísimo costo, porque la mayoría son importados, los nacionales a veces cuestan más, o no los hay. Otros pasan por la especulación de divisas y dificultades de importación al ser consideran como elementos suntuarios.

4. Salud y Tecnología de los Materiales. Daños propios de la actividad Artístico-plástica. Pintores, ceramistas, escultores y jóvenes estudiantes, se ven expuestos a peligrosas enfermedades por los materiales con que trabajan. Especialmente en espacios estrechos, cerrados y uso de materiales que ignoran o cuyas instrucciones vienen en idiomas que desconocen.
Después de horas de trabajo frente al lienzo, rodeado de pinturas, arcillas, pigmentos, esmaltes, disolventes, el artista puede salir con algo más que con una obra. Los últimos estudios demuestran que un creador en la plástica, tiene un altísimo riesgo de contraer un gran número de enfermedades como resultado de los químicos con los que trabaja. Los problemas van desde una simple alergia hasta algo tan grave como daños en el sistema reproductivo o en los pulmones.
Y las cosas parecen empeorarse con el tiempo, estos fenómenos están adquiriendo dimensiones de epidemia: una tercera parte de las personas que trabajan con este tipo de sustancias tóxicas desarrollarán, algún día, una enfermedad derivada de éstas. Químicos: Trastornos respiratorios, Cutáneos, Neurológicos, Oculares, Visuales, Cáncer. Accidentes Laborales: Sordera por ruido, Mala posición del cuerpo. Problemas psicológicos
Y a pesar que alguno de nosotros hemos elaborado guías para la prevención de estos daños propios de esta actividad, por falta de conciencia y difusión, son desconocidas.(6)

5. La formación académica del artista plástico y nuestros autodidactas con su inventiva popular. La docencia artística académica universitaria actual, sigue en crisis. Son cátedras del “alter ego”, agravadas por la tiránica relación maestro-discípulo y una metodología de taller reducida a recetas colectivas fundadas en la asimilación formal de lenguajes de algún artista exitoso en el mercado internacional. La arbitrariedad y subjetividad de los sistemas de evaluación y calificación, la falta de criterios para la selección del alumnado y profesorado. El reduccionismo en los fundamentos teóricos conceptuales de la creación artística, han impuesto estructuras metodológicas que repiten cánones del pasado, que no sólo logran limitar la libertad de creación, a que todo estudiante de arte aspira, sino también negarlo como ser social.
La Metodología en la docencia artística es y debe ser mediante tutorías o atención individual para establecer una racional orientación del participante, únicamente de este modo, un facilitador (no un profesor), podrá obtener de los participantes, (no alumnos) la creatividad que ellos por naturaleza poseen y debieran desarrollar. Recordemos que las pruebas de Orientación Vocacional son inexistentes.
Se supone que nueva Ley Orgánica de Educación en su modalidad Educación para las Artes(3) fortalecerá acciones interministeriales entre Cultura y Educación Superior a través del tutelaje de UNEARTE, donde éste a su vez adquiere la gran responsabilidad de orientar, facilitar la educación artística, no solo de adultos y jóvenes, sino de nuestros niños. Es desde la infancia que se hacen presentes las expresiones artísticas del ser humano. Nos preguntamos, entonces, por qué no crear, un Sistema Nacional que proteja y desarrolle, todas las expresiones artísticas infantiles y juveniles del pueblo venezolano, así como en música, existe el Sistema Nacional de Orquestas.
Paradójicamente y por suerte, los creadores autodidactas no necesitan de una enseñanza académica, llamados equívocamente primitivos, ingenuos y populares; este último término es el más próximo, pero no termina de definirlos. Su aprendizaje es autogestionario y sus lenguajes provienen de sus más profundas vivencias alojadas en su memoria visual. Intervenir en sus temáticas, sus colores, sus lenguajes, en sus modos de narrar la vida, sus modos de pensar lo propio, es hacerles un profundo e irreparable daño. La sociedad capitalista y su estado burocrático los ha manipulado esencialmente considerando su obra como un objeto comercial mercadeable. Apegada a la Constitución, la ley Orgánica de Educación y Cultura (cuando la haya) debe crear reglamentos que protejan las condiciones de vida y obra, de los llamados “patrimonios culturales artísticos vivientes” así como la de todo ser humano.

Considérese estas reflexiones como un aporte a la Nueva Ley Orgánica de Educación, la que como mínimo debe contener la creación de un vice-ministerio o una dirección general para la modalidad de “Educación para las Artes”, que por fin ,se responsabilice y rectifique la pobre existencia que tiene la educación artística en la educación general del Estado venezolano.









Notas
(1) La experiencia docente de Aníbal Ortizpozo en Venezuela va desde Cursos de Mejoramiento Profesional de maestros de educación básica, Talleres artístico-plásticos en el Instituto Pedagógico de Caracas Artes, hasta Programas para una licenciatura en Artes de la Universidad Simón Rodriguez, En la actualidad, está jubilado como docente de Dibujo y Pintura de la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas de Caracas. Además es uno de los docentes fundadores del IUESAPAR Instituto Universitario de Estudios Superiores Artes Plásticas Armando Reverón de Caracas. Ha dictado innumerables seminarios y talleres, entre ellos el Seminario de “Reconocimiento y Protección del Patrimonio Artístico Plástico” para la Universidad Latinoamericana y del Caribe en Caracas.
(2) Aníbal Ortizpozo. “Las artes y la educación general”. Publicado en www.ortizpozo.com
(3) Ley Orgánica de Educación Gaceta Oficial, Capítulo 3 Sistema Educativo, Artículo 25, Número 1, 2009
(4) Manifiesto Mayo 2003, Sección Manifiestos. Debate Cultural Digital. / Borrón Histórico II .Aporrea, Encontrarte Nº13
(5) Ley Orgánica de Educación Gaceta Oficial, Capítulo 3 Sistema Educativo, Artículo 26, 2009
(6) Ortizpozo A., El artista plástico y la Salud. Los daños propios de la Profesión. Información Básica. Edic. Altazor 2004